7 fondos de inversión en infraestructuras para obtener ingresos y crecer

7 fondos de inversión en infraestructuras para obtener ingresos y crecer

Los fondos de inversión de renta alternativa ofrecen rendimientos atractivos que crecen en línea con la inflación, una sensibilidad baja o nula al ciclo económico y, gracias a la debilidad del precio de las acciones en 2022, descuentos a menudo atractivos sobre los valores liquidativos (NAV).

Pero muchas de ellas conllevan un riesgo que los inversores ignoran habitualmente: sus negocios están muy centrados en el Reino Unido. Los ingresos y beneficios nacionales son vulnerables a la debilidad de la libra esterlina, cuya tendencia a largo plazo ha sido implacablemente a la baja.

Las desgracias de los fondos de viviendas sociales, como Civitas y Inicio, sirven para recordar que gran parte de los sectores público y terciario se resienten de la implicación del sector privado en su espacio, sobre todo si es con ánimo de lucro. La fiscalidad puede modificarse a capricho, como en el caso de las energías renovables, donde se han aplicado «impuestos extraordinarios» para reducir la rentabilidad causada por los altos precios, por muy deseable que se considere la inversión adicional. Las normativas y leyes pueden cambiar de repente, basándose en poco más que una tormenta en las redes sociales sobre supuestos «timos», dejando tirados a los inversores, como ha ocurrido en Rentas del suelo Ingresos.

Los inversores prudentes preferirán aceptar un rendimiento ligeramente inferior y un precio ligeramente más caro por la seguridad añadida de la diversificación geográfica. El historial a largo plazo de estos fondos suele mostrar rendimientos superiores a pesar de la desventaja inicial.

7 fondos de inversión en infraestructuras para obtener ingresos y crecimiento

Por ejemplo, Infraestructura global BBGI ha obtenido una rentabilidad compuesta del 9,3% anual desde 2011 a partir de una cartera de la que solo el 33% tiene su sede en el Reino Unido. La cartera de 56 activos es de «bajo riesgo, basada en la disponibilidad, no en la demanda», según Duncan Ball, codirector ejecutivo. El 36% de los activos se encuentran en Canadá y el resto en Australia, EE.UU. y Europa. El 51% de los activos corresponde a transporte (carreteras y puentes), el 21% a sanidad y el 9% a educación.

Como fondo autogestionado, «se nos incentiva en función de la rentabilidad, no del crecimiento de los activos», por lo que los costes anuales se sitúan cómodamente por debajo del 1% y los activos totales apenas alcanzan los 1.000 millones de libras, mucho menos que sus rivales de toda la vida. Sin embargo, según Ball, «nuestra cartera es sólida, tanto en lo que se refiere a oportunidades de inversión secundarias como a las que surgen directamente de acuerdos estratégicos con empresas constructoras».

Las acciones rinden un 5,1% y cotizan con una prima del 3% sobre el valor liquidativo, pero eso no las hace menos atractivas que sus rivales ostensiblemente más baratas.

3i Infraestructuras3i Infrastructure, con más de 3.000 millones de libras de activos, tiene un historial a largo plazo aún mejor, pero asume más riesgos. Bautiza su estrategia como «core-plus», lo que significa que invierte en activos con una exposición económica modesta, con un objetivo de rentabilidad de la inversión del 8-10%. De hecho, la rentabilidad anual compuesta desde que se adoptó la estrategia en 2014 ha sido del 18% y no se ralentizó en 2022.

Solo el 17% de la cartera está en el Reino Unido, con el 66% en Europa. Las mayores inversiones, el 14% de la cartera cada una, son TCR, que arrienda equipos de apoyo en tierra para aeropuertos, y ESVAGT, que suministra buques de mantenimiento para parques eólicos marinos. TCR sufrió claramente la reducción de vuelos durante la pandemia, lo que ilustra que 3iIN no es inmune a los factores externos.

Las acciones cotizan con un descuento del 2% sobre el valor liquidativo, tras haber completado recientemente una pequeña captación de fondos, y rinden «sólo» un 3,5%, pero el historial de inversión es sobresaliente y es probable que continúe.

Panteón Infraestructuras (PINT) empezó a cotizar a finales de 2021, por lo que aún no ha construido un historial de inversión. En consecuencia, sus activos netos de 475 millones de libras esterlinas sólo estaban invertidos en un 54% en nueve negocios a 31 de diciembre de 2022, sus acciones cotizan con un descuento del 21% respecto a un valor liquidativo que aún tiene que subir por encima del precio de emisión y el año pasado pagó un dividendo de sólo 2 peniques. Desde finales del año pasado, se han realizado nuevas inversiones y los corredores Stifel estiman que el efectivo neto es ahora sólo el 12% de los activos netos, de los cuales la mitad está comprometida. PINT se ha comprometido a pagar 4 peniques de dividendos este año, lo que eleva la rentabilidad prevista al 5,1%.

En la actualización de 31 de diciembre de 2022, el Reino Unido representaba solo el 8% de la cartera invertida, de la que las infraestructuras digitales representaban el 41% y la energía y los servicios públicos el 25%. Con el apoyo de la red de Pantheon, la cartera acercándose a la inversión total y un buen rendimiento en perspectiva, las acciones son, como sostiene Stifel, una «compra».

En el sector de las energías renovables, la atención se centra sobre todo en el Reino Unido, pero hay algunas gangas potenciales en especialistas extranjeros. Las acciones de Ecofin US Renewables (RNEW, 109 millones de libras de activos) y US Solar (USF, 267 millones de libras) cotizan con descuentos sobre el valor liquidativo del 17% y rinden en torno al 7%, pero los gestores del primero dimitieron en verano. Ahora se ha nombrado un nuevo equipo y se dice que el fondo vuelve a estar en marcha, pero sigue estando por debajo de su escala y necesitará cotizar con prima para poder crecer emitiendo acciones.

Cansado del descuento, el consejo de administración de USF puso la empresa a la venta en octubre, pero el fondo quedará varado si no encuentran comprador. En cuanto a RNEW, hasta ahora los rendimientos han sido decepcionantes y el valor de los activos, traducido a libras esterlinas, es vulnerable a un mayor debilitamiento del dólar.

Las acciones de Aquila Euro Renewablescon 450 millones de euros en activos, cotiza con un desconcertante descuento del 24% sobre el valor liquidativo y una rentabilidad cercana al 6%, a pesar de que el año pasado obtuvo un rendimiento total de la inversión del 13%. El 56% de los activos se encuentran en España y Portugal, el 38% en Escandinavia y el 6% en Grecia, con un reparto bastante equitativo entre energía eólica y solar. Los últimos resultados han sido muy tranquilizadores en cuanto a las perspectivas de rentabilidad y dividendos futuros.

La mejor diversificación geográfica del sector se encuentra en los 250 millones de libras. Ecofin Global Infrastructure & Fondo de Renovables (EGL), del que soy director no ejecutivo (NED). Las acciones cotizan en torno al valor liquidativo y rinden un 3,7%, pero el rendimiento compuesto del valor liquidativo a lo largo de cinco años ha sido del 14,7%. El 41% de la cartera está en Norteamérica, el 40% en Europa, el 12% en el Reino Unido y el 7% en otros mercados. Todas las inversiones se realizan en acciones cotizadas de los sectores del transporte, el agua y la energía. Gran parte del rendimiento se ha debido a la transición de los servicios energéticos tradicionales a las energías renovables.

Entre las tres empresas de almacenamiento en baterías, la mejor diversificada geográficamente es Gore Street (GSF), de la que también soy NED. Christopher Brown, de JP Morgan Cazenove, estima que, tras las recientes adquisiciones, el 30% de la capacidad estará en EE.UU. en 18 meses. También existe una exposición significativa a Irlanda y un único proyecto en Alemania dentro de unos activos netos de 525 millones de libras. Las acciones cotizan con un descuento del 16% sobre el valor liquidativo y una rentabilidad del 7,3%.

Inevitablemente, los fondos de inversión inmobiliaria (Reits) están muy centrados en el Reino Unido, salvo unos pocos fondos altamente especializados. La excepción es TR Property (TRY), con 1.350 millones de libras esterlinas de activos, de los cuales el 44% están en el Reino Unido y el 56% en Europa. Más del 90% de la cartera se invierte en acciones cotizadas, muchas de las cuales cotizan con un importante descuento respecto al valor liquidativo.

Las acciones, junto con el sector (que la cartera ha superado sistemáticamente), están en horas bajas, pero cada vez hay más pruebas de que el pesimismo con respecto a los inmuebles comerciales ha sido exagerado. Esto hace que las acciones, que cotizan con un descuento del 5% y una rentabilidad del 5,4%, resulten muy atractivas para los inversores contrarios.

Al igual que quienes invierten en renta variable para obtener ingresos no deberían limitar su estrategia a los fondos centrados en el Reino Unido, quienes invierten en alternativas deberían tener horizontes más amplios. Puede que el patriotismo no sea, como dijo Samuel Johnson, «el último refugio de un canalla» a la hora de invertir, pero es muy perjudicial para la acumulación de riqueza.

Antolín Blanco

Antolín Blanco, inversor independiente en mercados financieros desde 1982 y editor del blog Mercados y Burbujas, cuyo conocimiento de los factores ocultos que mueven los mercados aporta información muy rica y distinta a lo que se suele leer en la prensa económica convencional. Escolar de la ideología austríaca de economía y partidario de la abolición de los bancos centrales.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La demanda de oro se dispara tras la quiebra de SVB
La demanda de oro se dispara tras la quiebra de SVB
Tres valores británicos que ofrecen ingresos en cualquier época del año
Tres valores británicos que ofrecen ingresos en cualquier época del año
La FCA da luz verde al primer Fondo de Activos a Largo Plazo
La FCA da luz verde al primer Fondo de Activos a Largo Plazo